CORAZON DE HELADOS 15/03/2018



La dulzura de un postre tentador, donde la combinación de sabores y el misterio del chocolate, lo convierten en una especialidad. ¡Inolvidable!

1 lata melocotones en almíbar (822 gramos)
2 tazas de leche
1 lata leche condensada
1 taza leche en polvo
2 cucharadas de fécula de maíz
2 yemas
1 cucharadita de vainilla
35 galletas de chocolate rellenas quebradas en trozos
2 tazas de helados de vainilla (1 pinta)
4 cucharadas de licor de amaretto

Escurrimos los melocotones y los picamos en cuadritos pequeños. Apartamos. Licuamos la leche, la leche condensada, la leche en polvo, la fécula de maíz y las yemas, llevamos al calor, revolviendo constantemente con un batidor de globo hasta ver el primer hervor, no debemos dejar que hierva. Apartamos del calor, agregamos la vainilla y los melocotones. Refrescamos. En un tazón, picamos con un cuchillo los helados y los suavizamos un poco, les incorporamos el amaretto. Apartamos. En un molde en forma de corazón de 10 tazas de capacidad o en otro molde de diferente figura pero igual capacidad, forrado con plástico autoadherible que se salga del molde, alternamos capas en el siguiente orden: galletas de chocolate - crema de melocotones - helados - galletas de chocolate - crema de melocotones - helados - galletas de chocolate - crema de melocotones. Cubrimos con plástico autoadherible y llevamos a congelación, mínimo por 8 horas. En el momento de servir, sacamos el postre de congelación unos 15 minutos antes para que se suavice un poco sin que se descongele, volvamos sobre un platón, eliminamos el plástico autoadherible, decoramos al gusto y servimos.

Sugerencia: si se desea lo que sobra del postre se tajadea y se envuelve cada porción en plástico autoadherible y así mantenemos en congelación, de esta manera será más fácil servirlo.

Rinde 12 porciones.








Conectados con el Mundo




teletica