CHESSECAKE DE AMARETTO 28/02/2018



El más sabroso chessecake para la reina de la casa, esta combinación de queso crema, amaretto y fresas es espectacular.
 
Pasta
 
30 galletas María procesadas
115 gramos de mantequilla

Precalentamos el horno a 350º F. En un molde de tarta redondo de 30 cm de diámetro, mezclamos las galletas con la mantequilla. Con el dorso de una cuchara extendemos la pasta compactando muy bien. Horneamos por 10 minutos. Sacamos y dejamos refrescar.
 
Relleno
 
2 tazas de leche
4 cucharadas de fécula de maíz Maizena
4 cucharadas de azúcar
1 lata de leche condensada
2 cucharadas de gelatina pura
1/4 taza de agua
360 gramos de queso crema
6 cucharadas de Amaretto Lizano

En una olla, mezclamos la leche, la fécula de maíz y el azúcar. Llevamos al calor, añadimos la leche condensada, revolvemos hasta que comience a hervir. Disolvemos la gelatina pura en el agua, la agregamos a la preparación anterior. Apartamos del calor, mezclamos hasta que se derrita. Incorporamos el queso crema y el amaretto. Vertemos sobre la pasta, emparejamos con una espátula y llevamos a refrigeración hasta cuajar o a congelación por unos minutos para acelerar este proceso.
 
Cobertura de fresas
1 taza de agua
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de fécula de maíz Maizena
2 cucharadas de Amaretto Lizano
300 gramos de fresas partidas por la mitad
Gotas colorante rojo
 
En una ollita, mezclamos el agua, la fécula de maíz y el amaretto, llevamos al calor, incorporamos las fresas y el colorante rojo. Revolvemos con mucho cuidado para mantener la forma de las fresas hasta que hierva. Apartamos del calor y dejamos enfriar. Cuando el relleno este cuajado, distribuimos esta cobertura encima. Mantenemos en refrigeración, mínimo 3 horas antes de servir.
 
Rinde 8 porciones.



 








Conectados con el Mundo




teletica